domingo, 21 de agosto de 2016

Piensa con el corazón, 100 ideas que te ayudarán a hacer tu vida más sana


Podemos predecir el curso de los planetas, pero no el de las personas. Este comportamiento entusiasta e impulsivo es lo que nos distingue de las piedras, de los ordenadores y de los recaudadores de impuestos. Cuando la chispa divina y creativa entra en nosotros, no se puede predecir qué pasará.

Disponible en versión Google Books, ahí puedes guardar en tus favoritos. Ingresar

* También lo encuentras acá: ver



No hay comentarios:

Publicar un comentario