viernes, 7 de octubre de 2011

Otros mundos ( espacio, superespacio y el universo cuántico ) Paul Davies



En este libro Paul Davies  discute preguntas como ¿Qué es el hombre? ¿Cuál es la naturaleza de la realidad?" a la luz de las sorprendentes implicaciones de la teoría cuántica. Llevando la teoría a sus conclusiones lógicas. Davies pone en cuestión nuestros supuestos sobre la naturaleza del tiempo y del espacio y presenta una visión radicalmente distinta del universo, en la que caben múltiples mundos en un superespacio de existencias alternativas. Un libro que está escrito en forma clara y sencilla que todos pueden leerlo.

En este libro dice Davies he tratado de afrontar abiertamente el impacto de la teoría cuántica básica sobre nuestra concepción del mundo. El comportamiento de la materia subatómica es tan ajeno a nuestro sentido común que una descripción de los fenómenos cuánticos suena a algo así como «Alicia en el país de las maravillas». El propósito del presente libro, sin embargo, no consiste tan sólo en pasar revista a una rama notoriamente difícil de la física moderna, sino en entrar en temas más amplios. ¿Qué es el hombre? ¿Cuál es la naturaleza de la realidad? ¿Es el universo que habitamos un accidente aleatorio o el resultado de un exquisito proceso de selección?


La teoría cuántica nos ha enseñado que el mundo es un juego de azar y que nosotros formamos parte de los jugadores; que podrían haberse elegido otros universos, que incluso pueden existir paralelamente al nuestro o bien en regiones remotas de espacio tiempo.


El lector no necesita tener ningún conocimiento previo de ciencia ni de filosofía.


Aunque muchos de los temas aquí tratados requieren cierta gimnasia mental, Paul Davies ha intentado explicar cada nuevo detalle, desde el punto de partida, en el lenguaje más elemental. Si algunas de las ideas cuesta creerlas, eso da testimonio de los profundos cambios acaecidos en la visión científica del mundo que han acompañado al gran progreso de las últimas décadas.


Pese a la protesta de Einstein de que Dios no juega a los dados, al parecer el universo es un juego de azar y nosotros no somos meros espectadores, sino jugadores. Si es Dios o si es el hombre quien lanza los dados, resulta que depende de si en realidad existen o no múltiples universos.


Sea azar o elección, el universo que realmente percibimos ¿es un accidente o lo hemos «elegido» entre un desconcertante haz de alternativas? Seguramente la ciencia no tiene ninguna tarea más urgente que la de descubrir si la estructura del mundo que nos rodea la ordenación de la materia y de la energía, las leyes a que obedecen, las cantidades que han sido creadas es un mero capricho del azar o si es una organización profundamente significativa de la que somos una parte esencial.

No hay comentarios:

Publicar un comentario